Hotel Restaurante Peñarroya

¡Deliciosas y reconfortantes! Aprende cómo hacer gachas manchegas al estilo tomellosero y a la lumbre

¡Bienvenidos a esta deliciosa aventura culinaria! Hoy vamos a aprender cómo hacer unas auténticas gachas manchegas al estilo tomellosero y a la lumbre. Las gachas son un plato tradicional español que ha sido parte de nuestras mesas durante generaciones. Son reconfortantes, sabrosas y perfectas para disfrutar en los días fríos de invierno.

Ingredientes para hacer gachas manchegas

Antes de comenzar, asegúrate de tener todos los ingredientes necesarios:

  • 250 gramos de harina de titos o almorta
  • 1 litro de agua
  • un poco de pimentón
  • Panceta, chorizo o tocino
  • Aceite de oliva virgen
  • Una pizca de sal

El arte de hacer gachas manchegas

Para comenzar a preparar nuestras gachas manchegas, necesitaremos un poco de paciencia y amor por la cocina. Sigue estos pasos y estarás en el camino correcto:

Paso 1: Preparación

En primer lugar tendrás que freír el tocino, la panceta o los chorizos para darle sabor al aceite

En una sartén grande, mezcla el aceite con el que has frito la carne, el agua, la harina y una pizca de sal, y el pimentón. Remueve bien todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Paso 2: Cocinando a fuego lento

Coloca la olla a fuego lento y comienza a cocinar la mezcla. Es importante que remuevas constantemente para evitar que se formen grumos. Este paso requiere paciencia y dedicación, ya que las gachas deben cocinarse lentamente para alcanzar la textura perfecta.

Paso 3: La magia del fuego

Si quieres experimentar la auténtica experiencia de hacer gachas manchegas al estilo tomellosero, traslada la olla a la lumbre. Cocinar las gachas a fuego de leña le dará un sabor único y especial. Si no tienes acceso a una lumbre, no te preocupes, puedes continuar cocinándolas en la cocina a fuego lento.

Paso 4: La textura ideal

Continúa cocinando las gachas hasta que alcancen la textura deseada. Esto puede llevar aproximadamente una hora, pero te aseguro que valdrá la pena la espera. Las gachas deben tener una consistencia cremosa y suave, pero aún manteniendo cierta densidad.

Paso 5: ¡A disfrutar!

Una vez que las gachas estén listas, retira la olla del fuego y déjalas reposar unos minutos. Sirve las gachas manchegas en platos hondos o que cada comensal coma de la sartén cortando una rebanada de pan y mojando en la gachas, un poco de aceite por encima para darle un toque de sabor extra. Puedes disfrutarlas calientes o dejarlas enfriar un poco, ¡la elección es tuya!

Las gachas manchegas son un plato versátil que se puede disfrutar en cualquier momento del día. Son ideales para el desayuno o en la comida. Puedes acompañarlas con un trozo de pan tostado, pan de pueblo o puedes acompañarlas con tocino, panceta y chorizo, y no te olvides de una botella de vino al poder ser de una de las cooperativas de la zona

Así que ya sabes, si quieres sorprender a tus seres queridos con un plato tradicional y reconfortante, no dudes en probar estas deliciosas gachas manchegas al estilo tomellosero y a la lumbre. ¡Te garantizo que se convertirán en un éxito rotundo!

y si no te atreves siempre puedes venir a nuestro Restaurante en Argamasilla de Alba Peñarroya en el que tanta gente lleva disfrutando de este plato manchego mas de 50 años

¡Buen provecho!

Llámanos